fbpx

Estás leyendo

Dinant ¿Qué ver si te toca ésta ciudadela?

Bélgica

Dinant ¿Qué ver si te toca ésta ciudadela?

Viajes sorpresa Europa

A orillas del río Mosa, en la provincia de Namur, se encuentra una de las joyas más bella de Bélgica, la maravillosa ciudad de Dinant.

La ciudadela de Dinant es una impresionante estructura defensiva ubicada sobre una gran roca con unas maravillosas vistas a la ciudad.

Si te apetece la tranquilidad de la madre naturaleza, una historia impresionante o una relajante navegación en barco, entonces definitivamente podrás disfrutar de Dinant en toda su esencia. La belleza de los paisajes de la región es impresionante pero, sin duda, la mayor atracción para todo explorador apasionado sigue siendo la historia de «La Ciudadela de Dinant – la Perla del Valle del Mosa».

Qué ver en Dinant

La Ciudadela 

Se puede subir hasta la Ciudadela en teleférico y disfrutar de unas buenas vistas sobre el Mosa y el pueblo. Es lo primero que puedes hacer allí como toma de contacto. La Ciudadela (a la que también se sube a través de una escalera de más de 400 peldaños), fue construida en 1048. A parte de las vistas, en su interior se puede visitar una exposición de la historia de la ciudad y un museo de armas. 

En el siglo XI, la actual ciudadela era un castillo, construido por el príncipe obispo de Lieja. Fue el primer castillo de la zona, establecido en este lugar de importancia estratégica. En 1466, el castillo, junto con la ciudad, fueron quemados y destruidos. El castillo fue reconstruido en el siglo XVI por el entonces príncipe obispo de Lieja. A principios del siglo XIX, la zona estaba bajo el dominio de los holandeses. Querían fortificar sus nuevos territorios y la construcción de la ciudadela era parte del plan. La construcción sigue la forma natural de la formación rocosa y le da a la ciudadela una forma de herradura.

La Ciudadela de Dinant fue testigo de muchas batallas, pero sigue siendo fuerte y estable hasta hoy. 

Un paseo a través del número de habitaciones le transportará al pasado, y descubrirá cómo era la vida diaria de la guarnición holandesa. Una cocina y una panadería, una forja, celdas de prisión y un dormitorio están dispuestos como lo estaban durante la Primera Guerra Mundial. Tendrá la oportunidad de ponerse el verdadero abrigo y los zapatos de un soldado de esa época. Si se atreven, visiten la sala de la guillotina y la «fathermurdertable» – una mesa, donde el convicto pone su mano culpable para ser cortada, antes de ser enviado a la guillotina. Así como un Museo de Armas. 

Una vez que llegues a la cima, detente un momento, respira profundamente el aire fresco y toma tantas fotos como puedas del espectacular panorama que se revelará ante tus ojos.

De vuelta al pueblo, podemos pasear a los pies de la Ciudadela y visitar la pintoresca colegiata de Notre-Dame, descubrir la Maison de la Patphonie (un museo interactivo donde descubrir y experimentar con el sonido) o visitar la Abadía de Notre-Dame de Leffe

Collégiale Notre-Dame de Dinant

La colegiata de Nuestra Señora​​ es un edificio religioso que pertenece a la iglesia católica y funciona como una iglesia gótica desde el siglo XIII en Dinant. ​La colegiata sustituyó un iglesia románica del siglo X que se derrumbó en 1228, dejando sólo la puerta del Norte. Su parte más icónica es el campanario bulboso del siglo XVI.

Grotte de Dinant La Merveilleuse

Al cruzar el puente a unos 10 minutos andando nos encontramos una maravilla geológica, conocida como las Cuevas «La Merveilleuse» es una parada obligatoria.

Estas grutas se descubrieron en el año 1904 y se adentran varios centenares de metros bajo la tierra. Aventurarse en ella es muy sencillo, porque tiene un acceso muy sencillo, habilitado para que los visitantes puedan adentrarse en sus espectaculares salas y contemplar una belleza que se mantiene oculta desde hace millones de años. Para llegar hasta hasta la zona visitable se ha de bajar una escalera que llega hasta el primero de los tres niveles que forman parte de esta espectacular cavidad natural.

Durante el paseo por el interior, puedes ver unas inmensas salas, abiertas hace millones de años por el agua que corría libremente por ellas. Las Grutas de La Merveilleuse hacen honor a su nombre. Miles de estalactitas y estalagmitas han tomado forma durante todos estos años y han creado un espectáculo natural que difícilmente se puede ver en otros lugares, incluso en grutas similares. 

A las afueras de Dinant, nos encontramos dos populares castillo:

Castillo de Walzin

Es un castillo en la ciudad de Dinant. Este castillo de estilo gótico se levanta sobre una roca empinada sobre la orilla derecha del Lesse, antes de desembocar en el Mosa

Rutas en kayak permiten una espectaculares vista del castillo desde el valle de Lesse.

Castillo de Vêves

Se localiza junto a un arroyo, afluente del río Lesse, a pocos kilómetros de la aldea de Celles. Tiene forma de pentágono irregular, flanqueado por seis torres redondas de distinto tamaño, que se remontan en última instancia hasta 1410. Sucesivas reconstrucciones modificaron especialmente los muros del patio interior, uno de los cuales tiene una galería de dos pisos con entramado de madera, mientras que otro de los muros fue construido con ladrillos rojos.

El frontal septentrional está decorado con una pequeña cúpula, dotada de un reloj.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?